La relajación progresiva según Jacobson es un proceso en el cual, mediante tensión y relajación consciente de determinados grupos musculares, se consigue un estado de relajación profunda de todo el cuerpo. Para ello se tensan sucesivamente partes musculares individuales; se mantiene brevemente la tensión muscular y, a continuación, se destensa.
La concentración se orienta en el cambio entre tensión y relajación, así como en las sensaciones que acompañan a estos diversos estados.

El objetivo de este proceso es bajar la tensión muscular por debajo del nivel normal, con el fin de obtener una mejor percepción corporal.

El procedimiento se aprende a mayor velocidad que el entrenamiento autógeno y se aplica con frecuencia en la terapia dolorosa.

Utilize nuestro cuestionario personal y recibirá una recomendación de terapia sin compromiso el mismo día que lo envíe.