El tratamiento de la demencia de Alzheimer es difícil, no se puede curar, solo se pueden disminuir los síntomas. En la demencia de Alzheimer, las funciones de memoria y pensamiento se pierden cada vez más. También aumenta el riesgo de trastornos del sueño y la capacidad de organizar la vida cotidiana disminuye.

Actualmente no hay cura para Alzheimer. Sin embargo, los resultados de investigaciones recientes sugieren que el tratamiento de Alzheimer con estimulación magnética transcraneal repetitiva o con estimulación transcraneal de corriente continua puede producir una mejora significativa en los síntomas en etapas leves y moderadas de la enfermedad de Alzheimer. Para hacer esto, sin embargo, el tratamiento debe usarse de manera muy intensiva.

Por lo tanto, tratamos a los pacientes que padecen demencia de Alzheimer con dos unidades de rTMS o tDCS diariamente. Los familiares pueden ser atendidos en paralelo con psicoterapia.

Si está interesado en el tratamiento de la demencia de Alzheimer con procedimientos de neuroestimulación, contáctenos ahora. Nos pondremos en contacto con usted personalmente para encontrar la mejor terapia posible para usted o su familia sin compromiso.