La depresión es un trastorno mental frecuente, por lo cual es importante un tratamiento de depresión eficaz y duradero. Lo ofrecemos en la Clinica Dr. Scheib en Mallorca.
Alrededor del 8% de todas las personas en Europa sufren actualmente una depresión en varios grados. La quinta parte de todos los Europeos sufrirá una depresión al menos una vez en la vida. Las depresiones no tratadas elevan el riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer y aumentan la mortalidad derivada de ellas. Por ejemplo en Alemania, más de 11.000 personas se quitan la vida cada año debido a una depresión. La depresión está entre las enfermedades más caras a nivel mundial. La OMS valora los gastos anuales en enfermedades producidas por depresiones y trastornos de ansiedad en unos mil millones de euros.

Síntomas principales de una depresión

La depresión se caracteriza, entre otras cosas, por la falta de alegría de vivir, una autoestima reducida, trastornos del sueño, falta de acción, problemas de concentración y de atención, pérdida del apetito, la sensación de que nada tiene sentido, la pérdida de la lívido y el dolor. Dado que algunas depresiones se manifiestan a través de dolores físicos, a menudo se perciben y se tratan tarde.

Cualquiera puede resultar afectado por una depresión. Probablemente hay causas genéticas y un riesgo elevado debido a algunos acontecimientos vitales, en especial en la primera infancia. Los desencadenantes a menudo son enfermedades, decepciones y vivencias de pérdida.

Aquí puede comprobar usted mismo si sospecha que puede tener depresión y la gravedad de su manifestación:

Síntomas principales

  • Estado bajo y depresivo
  • Pérdida del interés, pérdida de la alegría
  • Falta de actividad, mayor cansancio

 

Síntomas secundarios

  • Concentración y atención reducidas
  • Autoestima y confianza en sí mismo reducidas
  • Sensación de culpa e inutilidad
  • Perspectivas de futuro negativas y pesimistas
  • Pensamientos y actuaciones suicidas
  • Trastornos de sueño
  • Reducción del apetito

 

Si los síntomas persisten más de dos semanas

  • 2 síntomas principales- + 2 síntomas secundarios: depresión leve
  • 2 síntomas principales- + 3-4 síntomas secundarios: depresión intermedia
  • 3 síntomas principales- + > 4 síntomas secundarios: depresión grave

Cuidado: ¡Solo se trata de indicaciones! ¡La depresión no puede diagnosticarse exclusivamente respondiendo a estas preguntas! ¡En caso de que su sospecha de que padece esta enfermedad persista, consulte a un médico o psicoterapeuta!

Tratamiento de depresiones

En la mayoría de los casos, las depresiones solo se tratan de manera farmacológica y a veces también con psicoterapia. El tratamiento por medio de antidepresivos no logra el éxito en todos los pacientes y, a menudo, tiene desagradables efectos secundarios. Requiere la toma regular de medicamentos durante un largo período de tiempo; se verá una mejora como pronto después de dos a tres semanas de la ingesta. Efectos secundarios como los trastornos de sueño, el nerviosismo, el aumento de peso o los trastornos sexuales conducen a menudo a que los medicamentos no se tomen o no se tomen con regularidad. La psicoterapia ayuda a menudo tanto o incluso más y es más duradera que los antidepresivos. Sin embargo, en caso de depresiones graves se ven reducidas la atención y la retención, lo que hace difícil aplicar la psicoterapia. Y la psicoterapia, en especial al comienzo, debe llevarse a cabo con una elevada intensidad, lo que muchas veces no hace posible que se lleve a cabo de manera ambulatoria. La actividad física tiene un efecto claramente antidepresivo; pero a menudo es difícil motivar a pacientes depresivos para que hagan ejercicio.

El avance en el tratamiento de la depresión tuvo lugar hace pocos años con la aplicación de transfusiones de ketamina. Con ello los síntomas depresivos mejoran enseguida en la mayoría de los casos y los pensamientos suicidas desaparecen. Para conseguir una mayor durabilidad, la terapia de ketamina debe combinarse siempre con psicoterapia o con otros métodos de tratamiento. Al contrario que en el tratamiento con medicamentos antidepresivos tradicionales, no debe conseguirse aquí un nivel en sangre duradero. Después de una transfusión de ketamina, la sustancia se metaboliza en pocas horas, pero el efecto permanece. En la mayoría de los casos solo son necesarias pocas transfusiones con un intervalo de uno o dos días. Al mismo tiempo, debería empezarse una psicoterapia intensiva.

Mas información sobre el tratamiento de la depresión en la Clinica Dr.Scheib